Malabares, renuncias, decisiones y conciliación

Cuando apareció en nuestra mente la idea de tener al alien, una de las cosas que los dos asumimos fue que era evidente que iba a ser difícil. No se si llegamos a pensar en la lactancia o el no dormir o el dejar de salir, que también son cosas difíciles, lo que pensamos fue en cómo íbamos a sobrevivir en un trabajo que nos exige viajar de manera frecuente (como mínimo una vez al mes) tanto a mi como a mi pareja. Asumimos lo que nos venía encima y evidentemente tener al alien con este trabajo fue una decisión meditada.

Lo que no valoramos, fue que estamos solos en esta ciudad, y que nuestra familia, los abuelos y abuelas están como poco a 5 horas de distancia. A veces pienso que debería de montar un club de familias que tienen lejos a su familia, a los buenosabuelos, a sus amigas o amigos… vaya que no tienen a un tiro de piedra el poder dejar al alien con alguien y poder conciliar un poquito, pero bueno este es otro tema.

Así que el alien llego y volví al trabajo y mi pareja también y de repente empezaron los viajes de trabajo y las renuncias. No solo por mi parte, sino por parte de mi pareja también. Aunque nuestro trabajo es “oficialmente” de 8 a 3, muchas veces “como hay que hablar con latinoamerica o con los chinos” pues claro, hay que hacer una reunión fuera de ese horario. Los viajes y las renuncias también nos ha llevado a elegir muy bien y justificar muy bien a que reuniones queremos/podemos ir.

Hemos aprendido muchas cosas, a decir no, a aprovechar el tiempo, a renunciar a tu tiempo, a saber disfrutarlo cuando lo tienes. El otro día, desde el club de malasmadres daban un dato que me dejó muerta “Las madres tenemos 54 minutos de tiempo libre”, ¡mother mine! ¿sólo?

Con todo esto en mente, con las renuncias a reuniones, a cursos, con la elección muy exacta de a que quieres ir y que quieres hacer andaba yo el otro día. Resulta que a principios de año dije estar interesada en un curso muy potente de mi trabajo, que requiere mil pruebas para entrar y que solo eligen a 15 personas a nivel internacional. Todo esto se suma a que casi recién incorporada y con un niños de año y 2 meses, se me ocurre apuntarme a una plaza dentro de mi trabajo que aumenta mi responsabilidad. Y cuando haces todo esto, piensas… va… no me lo darán todo. Pues va a ser que si.

Así que ahí estaba yo pensando que debo de renunciar al curso. No se si debo o “tengo que” porque el curso incluye tres viajes, a los que sumar luego alguno que otro de trabajo.

Así que, llegue a casa con esto en la cabeza “voy a decir que no, que ni siquiera me hagan la última entrevista”. El malopadre (porque él es una malamadre en padre) me preguntó mis razones a esta decisión. Yo le decía, mira, 3 viajes del curso, más otros 3 que me toquen por trabajo y que no pueda decir que no, más tus otros “x” mil viajes (él viaja más que yo), van a hacer de esta casa una locura, nos vamos a dejar los ahorros en billetes de avión y tren para traer a los abuelos y abuelas, en niñeras o niñeros, en fin una locura. Vamos a estar casi 16 semanas viajando y la organización que eso conlleva.

Y sus palabras fueron demoledoras. “Mira Celia, el año tiene 52 semanas, si viajamos 16 nos quedan 36 semanas. Solo hay que organizarse 16, y no sólo tienes que decir tu que no a cosas, también lo diré yo, para que sea justo y no sean tantas semanas locas. Celia, no renuncies, has luchado por esto, por un hijo, por una familia y por un trabajo. Nos organizaremos, haremos encaje de bolillos, nos saludaremos en el pasillo y disfrutaremos más del tiempo juntos. No renuncies, si hay que hacerlo renunciaremos los dos. Ya decidiremos en familia, quien renuncia a que”.

Y ahí me dejó. Orgullosa de con quien decidí formar una familia, orgullosa de compartir esta locura con él, y con muchas ganas de seguir luchando por la conciliación, para él y para mi, para nuestro alien y para las generaciones futuras.

Os dejo un vídeo de la malamadrejefa que me ha emocionado y su encuesta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s