A contramarcha: seguridad vial

Hoy 21 de septiembre me he encontrado en redes sociales la iniciativa #yoviajoseguro , que dentro de la semana europea de la movilidad promociona un transporte seguro para l@s más pequeñ@s. La semana europea de la movilidad promociona muchas cosas, el uso de transporte público, compartir coche, hacer las ciudades más humanas, y entre estas cosas de las que he sido más activa, en redes me he encontrado esta parte: las sillas a contramarcha.

Cuando “el alien” acababa de llegar al mundo y aún iba en un maxicosi prestado (sí, ahora lo pienso e igual no fue la mejor opción), ya una amiga me habló de una historia terrible que se movía en redes, que me dejo impactada y me hizo llorar mucho. Y mi amiga me dijo:

-“Cuando cambies de silla, compra una a contramarcha”.

Aquella palabra empezó a sonar en mi cabeza, pero andaba yo con la lactancia, la mastitis, los llantos, el no dormir… y fui pasando de ello. Pero se acercaba el verano y íbamos a coger mucho el coche a viajar por la península y “el alien” comenzaba a necesitar otro tipo de silla. Hablando con una amiga que tiene un bebé dos semanas mayor que el mío, también apareció la palabra “a contramarcha”. Y empecé a buscar.

Y ahí empecé a leer información. Leí sobretodo el porqué, porque es importante y que un mínimo impacto puede ser definitivo. Y entonces empiezas a buscar sillas, sitios y precios. Y mi mayor asombro es que no es más caro. Hay sillas que no son a contramarcha que son igual de caras, así que el precio no es un tema. De hecho con lo que cuestan algunas cosas de bebés, el precio no lo veo yo como problema.

Así que nosotros compramos la silla en todonenes y hasta ahora nos ha ido genial. El alien vive muy pachorro y adora su silla a contramarcha. No se marea, no se queja, mira por la ventana o juega con sus juguetes.

Algo que no me queda claro, es porqué si es lo más seguro no se recomienda y se publicita mucho más. Tampoco llego a entender porque la normativa permite viajar en taxi sin tener sillas de bebé (mejor si son a contramarcha, pero es que no tienen sillas), es decir igual que hay taxis adaptados porque no hay taxis que lleven una sillita en el maletero y que se puedan pedir… creo que queda mucho camino por recorrer, pero iniciativas como esta harán que seamos más conscientes.

Aquí algunos enlaces que me ayudaron a decidir y los del día de hoy #yoviajoseguro . Falsos mitos de viajar a contramarcha, desde unamadrecomotu hablando de este tipo de sillas y finalmente la página de la campaña.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s